jueves, 1 de octubre de 2009

Enfermera, enfermera....



..Enfermera oficial! Me estreno como enfermera, en un centro de salud. Los primeros días voy un poco de aquí para allá, aprendiendo, preguntando, intentando acoplarme a todo. Pero bueno, estoy contenta, es el primer pasillo, coger experiencia, aprender de los que llevan muchos años, y poner en práctica de verdad todo lo he ido aprendiendo en la universidad.
Sin duda es una profesión vocacional, y en la que tienes que ponerle pasión y amor, porque si no, acabas quemándote, tirando la toalla, sin implicarte.Me la sensación de que la enfermería en España no está muy valorada, acaba siendo en muchas ocasiones un trabajo subordinado al médico. Y en vez de luchar en contra de eso, y buscar nuestra independencia en la sanidad, seguir planes de cuidados, trabajar en grupo con otros profesionales...en vez de eso, no avanzamos, nos estancamos.
Pero bueno, a nivel personal quiero ser la mejor enfermera, cuidar de verdad a mis pacientes, hacer todo lo que esté en mi mano siempre. ¡Ganas no me faltan!


Ojalá sepa extender mi profesión a mi vida. Se traduciría a...

-Comprender a las personas, mirar más allá de las apariencias, verles como un todo.
- Una sonrisa ante todo. No tener pena, mirar la vida como una oportunidad, no compadecerse de todo, sino buscar soluciones.
-Empatía, ponerme en el lugar del otro, del que sufre, del que tengo cerca.
-Tener fe. Confiar en que lo mejor siempre está por llegar, y que llega.
- Preocuparse menos de las "técnicas" y más de las personas, de lo humano.
-Tener iniciativa siempre, ganas de buscar, de conocer, de crecer.


Ya véis, alegría, humildad, y una sonrisa grande.
Que se note que me gusta lo que hago, y que sepa transmitir todo lo que vivo.

Además de mi nuevo trabajo, todo marcha. Xaire a tope, arrancando nuevo curso, todos súper ilusionados, y con mucho trabajo por delante. Por lo demás estoy contenta, con mil ganas de hacer cosas....mi padre me dice que por qué me complico tanto,que siempre estoy en mil fregados, pero yo le digo que no, que yo no las busco, que me hace feliz todo lo que hago y que me llena de verdad. A él no le queda más que mirarme, sonreirse y creer lo que le digo. Mucha fe y confianza plena.


Mirad, vaya letra bonita, de Quique González. Bajaros la canción,Rompeolas.¡Una pasada!

Llévame a ver salir el sol
desde todos los portales de la luna
llévame al puerto y al malecón
cuando el cielo se nos llene de gaviotas
Alumbrando las calles oscuras
todas las estrellas que hoy durmieron solas
(desde el rompeolas me acuerdo de ti)
vuelo controlado, colgado del palo
de las banderolas
Y ahora ya no puedo prestarte mi abrigo
ni quitarte la ropa, ni sudar contigo
ni perder la calma, ni decirte las cosas
que nunca te he dicho
Y ahora ya no puedo prestarte mis alas
ni subirte la falda
ni cogerte con vicio
ahora da lo mismo reírse de todo
que llorar por nada
Llévame a ver salir el sol
cuando enrede los cabellos en tu nuca
llévame al puerto de náufragos
y a los muelles que no escuchan tus preguntas
Desatando pañuelos de bruma
hace algunas horas que perdí la suma
(desde el rompeolas me alejo de ti)
vuelo equivocado, tu voz es el viento
que rompe las olas


3 comentarios:

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

alegría, humildad, y una sonrisa grande.

asi deberíamos ser todos.

un abrazo

Daniel Pajuelo Vázquez dijo...

Sí, se te nota que te gusta lo que haces, y que es una llamada.
;) Que todos aquellos que entren en contacto contigo puedan sentir los cuidados que el mismo Dios les quiere regalar a través de tu amor y tus cuidados.

TeSs dijo...

Gracias Elena.

Estoy segura de que tratarás a las personas como lo que son: personas. Estoy segura de que tu profesión es tu vocación, y eso, en los tiempos que corren es un privilegio y una alegría

Te mando un abrazo

TeSs

pd, la canción de Quique González es fantástica...