lunes, 1 de febrero de 2016

Comienza la cuenta atrás

Cuando empiezan las cuentas atrás parece que los días se pasan más despacio. Pero no puedo evitarlo, estoy deseando que llegue el 20 de Mayo y el 4 de Junio.
El 20 de Mayo será el día que acabe la residencia de matrona, y con ello, un sueño cumplido. Tras casi dos años de residencia esto llega a su fin, con un montón de experiencias en las espaldas, de aprendizajes, y de nuevos horizontes. Y me da la sensación de que esto ha sido el aperitivo de todo lo que viene, que será muy grande. Igual no es fácil, seguramente toque moverse y luchar por conseguir trabajo, pero no dudo que aprenderé mucho por el camino, y que conseguiré poco a poco hacerme un hueco en el mundo sanitario haciendo lo que me gusta: ser matrona!.

Y el 4 de Junio, ese día sí que va a ser un día grande. La traca grande que suena al final de una mascletá. La explosión de fuegos artificiales. El culmen para acabar una etapa y empezar otra apasionante, Javi y yo. El día 4 de Junio nos daremos el SÍ QUIERO ante toda la gente que queremos. Ya estamos con los preparativos, con los detalles, imaginando cómo será el día en que por fin unamos nuestra vida para siempre. Llevamos seis años de relación en los que entre otras muchas cosas hemos viajado mucho...miles y miles de Km en todos los medios de transporte posibles.  Me hace muchísima ilusión despertarme cada día a su lado y que no llegue el momento de separarnos ni de despedirnos, llegar de trabajar y contarnos el día, cocinar juntos, ver una peli...cosas cotidianas que ahora cuando las vivimos son casi extraordinarias.
 Es bonito también el vivir a flor de piel, porque la distancia enseña a valorar cada gesto, a amar intensamente y con mucha ilusión. En la distancia también he aprendido a relativizar, a darle la importancia que tienen a los problemas, sin exagerar o infravalorar. Los kilómetros de por medio hacen que las esperas sean más bonitas, que los días que nos vemos estén súper aprovechados y hagamos cosas diferentes.


He hecho ya el calendario de los próximos cuatro meses, y ante todo lo que tengo es ..¡Mucha ilusión! Este tiempo que queda va a ser duro, intenso y con mucho trabajo. Pero la recompensa va a ser muy grande. Estoy preparada para lo que me echen!

Un besito!
Elena


jueves, 31 de diciembre de 2015

Recordando 2015

Cuando miro atrás me doy cuenta de cuántas cosas buenas han llenado el año, y siempre,  con sus días alegres  y tristes, termino dando gracias.
El año 2015 empezó en Terrassa, con una indigestión post nochevieja que me hizo pasar el día 1 y 2 de enero en cama.
Destacando cosas de cada mes...

-Enero se me hizo cuesta.Y no sólo económica. Pero el pensar que estaba en Cataluña para cumplir un reto personal y que además era temporal es lo que siempre me ha hecho impulsarme y coger carrerilla.  Palante!!

-En febrero cambié de piso en terrassa, de estar sola a compartir.  Salvo eso fue un mes tranquilo. Trabajo y viajes.

-Marzo. Vacaciones de Semana Santa en la  Coruña(creo q fue finales d marzo,primeros de abril). Paseos, familia, aire marino.
Tb visita a Zaragoza para ver a los Segrelles-Narbona, amistades para siempre!!

-Abril,fue el  cumple de Mamá, vaya fiestón preparamos para adentarle en los años 60. ¡Fue mítico!
Aquí tengo que hacer parón.Porque vaya mes, Abril, a ti te recuerdo toda mi vida.

El 24 de Abril de 2015 lo guardaré para siempre en mi recuerdo. Recordaré la mirada de Javi profunda y feliz, la risa mezclada con el llanto incontenible, la calle exacta donde se paró el mundo por unos minutos, y la gente pasaba y nos miraba de refilón. La sensación de querer gritar cuánto nos  queremos, de planear nuestra vida juntos. Tener una sonrisa en la cara que no me podía quitar durante días. Las mil llamadas a la familia, amigos..
El 24 de Abril dimos un paso adelante en nuestra relación, decidimos comprometernos para siempre, un Sí enorme.
¡¡Y en Junio 2016 nos casaremos!!
(Para más información http://elenayjavisecasan.com jajaja)

-Mayo.

Viaje familiar a Loarre, habrá a repetir esto cada año, qué bien lo pasamos!
Mes de congreso matronil, muuy chulo a nivel de hacer piña de compañeras y de aprender. Tb visita a Madrid a ver a mi hermano, con nuestra visita a ver el monólogo de Santi Rodríguez
Nacimiento de nuestra sobrina adoptiva de San Sebastián Emma, que tanto queremos a ella y sus papis

-Junio: mes muy chulo a nivel laboral
Me fui de rotación externa a conocer cómo se trabaja en otro hospital, fui a un curso unos días a Teruel...amando cada día más la profesión.

- Julio :Destacar la boda de Kiko y Elvira en Burgos. Encuentro con amigos, buen fin de semana.
Concierto de Quique González en Gijón, y finde por el Cantábrico mano a mano Javi y yo.

-Agosto: gran camino de Santiago!! Y la de amigos que nos llevamos..Saúl y Marina grandes compañeros de camino, cansancio, cervecitas..deseando veros de nuevo. Y con ganas de más camino.
Tb buenos días x Coru con excursiones, playa y descanso.

-Septiembre: los findes en Sanse. Las quedaditas con Anina para desayunar o comer, y pasear y ponernos al día. Los encuentros con Nahi y Manu, parece que nos vimos ayer. Ver a Carmen, que es un motoret y siempre está a tope y con mil planes, me recarga!!

-Octubre:Cumplí 27 años en casita y lo pudimos celebrar con besos de mi sobri, amor familiar y amiguil, y cuando llegué a Terrassa con mis compis de fatigas!  Un año más!!!

-Noviembre: un mes con altibajos, pero que acabó bien. Operación a un familiar, preocupaciones por otro. Un Pray for Paris por el atentado, que espero que no se nos olvide, que sea consciente de que el mundo no es mi metro cuadrado, es mucho más..hay q estar atenta a las necesidades de fuera y hacer algo, actuar.

-Diciembre. Puente coruñés, visita donostiarra con amigas de la residencia, navidad en Valencia. ¿ qué más puedo pedir?

Que el 2016 venga lleno de esperanza, de salud, de amor puro que hace que se mueva el mundo. ¿Preparados?

jueves, 17 de diciembre de 2015

Antes de dormir...

Me debería dejar llevar más por ti ,Señor. Sé que hay cosas que no dependen de mi, y dejarlas en tus manos sé que tendrán más sentido.
Perdóname por querer solucionar todo, tener todo controlado, por querer prescindir de ti..te pido por (.----)...por la gente q sufre. Por todos aquellos de los que nadie se acuerda.

Perdona mis quejas tontas , porque sé que soy una afortunada.
Dame fuerza para transmitir alegría, serenidad, para estar disponible para quienes más me necesitan.Para hacer tu voluntad aunque no sea siempre lo que yo tenía planeado.

Nace en este corazón agrietado, cosido y tapado con tiritas..para que se ensanche y crezca, para que sea capaz de recibir y dar amor sin fronteras ni límites.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Mirarse a los ojos

A raíz de esta fotografía he empezado a pensar en la importancia de las miradas y de lo mucho que transmiten.
Esta foto me recuerda esa cosilla que siento cuando le miro a los ojos. Es como si se me abriera un océano al mirarle, como si a través de sus ojos, lo viera todo mucho más claro.
A veces nos miramos más que hablarnos.
Y es más que suficiente. Ya conozco esos ojillos de felicidad, o de concentración cuando los entorna un poco. Esos gestos insignifcantes para muchos pero que entre nosotros son todo un código.

Me quedo con su mirada entre todas. Porque es tierna, cálida, comprensiva, es profunda y sincera . Es una mirada que invita a ahondar...a conocerle más y más.

Sólo puedo dar gracias porque  un dia nos encontráramos en un cruce de miradas.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Esperanza



Hay lugar para la esperanza.
En medio de tanto ruido, de la nube gris en los telediarios,
de asesinatos y violencia.
Él viene.

En París, Siria, Japón, Beirut. En cada rincón del mundo.
Aparece un rayo de luz en ese túnel oscuro.
Viene para dar sentido a nuestros miedos y desvelos,
 para enseñarnos el amor mayúsculo.

Tu faro es mi descanso, el lugar donde mirar,
el punto donde encontarte,
Tu amor me sostiene y me alimenta,
paso a paso me ayudas a caminar.

Él viene.

Feliz adviento


Elena

lunes, 9 de noviembre de 2015

El otoño del cambio

Las hojas que caen ya no volverán a ese árbol. El ciclo de la vida hará que las calles se inunden de colores pardos,rojos, amarillos...y los árboles queden secos, delgados, fríos.
El otoño me da nostalgia. El crujir de las hojas al pisar, el frío que se hace vapor en nuestra respiración,la bufanda por la mañana hasta la nariz. Es una época de pasar más tiempo en casa, de estar tapada con la manta haciendo cosas, mirando el exterior desde la ventana. 

Las estaciones también nos cambian por dentro. A veces coincide con el exterior, y con el otoño nuestro corazón se despoja de lo que no sirve para acoger lo importante que llegará. Me sirve como buen ejercicio interior pensar cuántas cosas de mi vida no son imprescindibles y debería dejar de aferrarme a ellas y que se las llevara el viento.  Dejar que caigan de mi árbol para recibir hojas nuevas y vivas. 
Me refiero ya no sólo a cosas materiales. Si no a pensamientos que a veces nos minan y nos agobian más que ayudarnos. O personas a las que no sabemos cortar en un determinado momento y nos transmiten una nube negativa y de derrotismo. O rutinas que sabemos que no nos benefician y nos cuesta cambiar.

¡Me sumo al otoño, me sumo al cambio!

¿Te unes?

 Pinterestotoño

viernes, 16 de octubre de 2015

Contando atardeceres


El mar de fondo, tranquilo y sosegado. Siempre presente con el ruido del vaivén de sus olas, en el susurro de las caracolas. Infinito horizonte que se funde con el cielo.Las imágenes donde el mar se sitúa al fondo toman un cariz nostálgico y soñador para mi. El mar me despierta los sentidos, aviva mi sensibilidad, me transporta a mi interior. Me relaja.Imagino a todas las personas que estarán viendo el mar en ese momento,  en cuántos secretos quedarán escondidos entre olas, en los atardeceres y amaneceres, cada uno diferente.  
El cielo esta tarde ha querido teñirse de rojo, dibujando formas en sus nubes y recordándonos que se acerca la noche. Subo la mirada al cielo y es inevitable pensar en ti, Señor. En lo grande que eres porque todo lo llenas y lo cerca que te siento hoy. En cuánta gente está contigo ahí arriba, en ese cielo que intentamos materializar imaginando a nuestros seres queridos, felices,riendo, cuidándonos. Un Gracias Señor brota de mi al mirar al cielo.Porque estoy viva, aquí y ahora.Porque soy feliz, rodeada de personas que quiero y de las que aprendo cada día, te veo en ellas.Y porque estoy llena de defectos, de dudas, de inseguridades, pero sé que me acompañas y me animas a ser mi mejor versión, a salir de mi misma.Porque aunque a veces pierda el rumbo, siento tu sostén.
Sentada desde la duna les veo caminar. El pequeño va detrás de su abuelo, porque no quiere perderse nada.  Todo le asombra y llama su atención, vive con la ilusión a flor de piel. Le cuenta a su abuelo todo lo que sabe sobre el mar y los animales marinos que lo habitan.Entusiasmado, le dice que cuando sea mayor será biólogo marino para cuidar y ver a todos los seres vivos. Y de repente de la luz parpadeante. ¡El faro! Corriendo nos llama para que veamos la luz al fondo, en el puerto. El abuelo le promete que un día le llevará a verla.Será una gran excursión.
Yakie está emocionado. La playa es su lugar favorito. Pero tenemos que estar atentos, porque si nos descuidamos se mete al agua. A pesar de su edad, es ágil y enérgico. Nos deleita con saltos, carreras, y juegos con las piedras. Cuando llegue a casa, eso sí, no moverá un músculo hasta mañana.
Y por delante camina él. El padre de familia, el abuelo, el esposo.Andaba inmerso en sus pensamientos, pero duró poco, el nieto se lleva todas las atenciones. Él está feliz de poder contarle historias y ver cómo brillan sus ojitos de entusiasmo. Camina pendiente del perro, pendiente de su nieto, y disfrutando de la arena bajo sus pies. Tiene un aire misterioso, místico, reflexivo. Esconde, creo que por timidez, muchos de sus sentimientos. Y a veces le abruma el sentirse querido y acompañado, aunque se empeñe en estar solo. El abrazo del pequeño le remueve  y le anima cada día. El paseo por la playa le relaja y le hace sentir vivo. Me mira y me sonríe, y yo le devuelvo la sonrisa, no hace falta decirnos más.
Vivamos el momento. Respiremos el aire marino, sintamos cómo se cuela la arena dentro de las zapatillas, cómo el viento nos acaricia la cara. Aquí y ahora. Lo demás vendrá luego, el pasado ya quedó atrás. Este día no se volverá a repetir, grabémoslo a fuego.
Precioso atardecer con vosotros. Os quiero mucho.