jueves, 2 de julio de 2015

La corriente Wonderful o mirar la vida desde la sonrisa.

Me hace gracia la moda de buena onda  y de mensajes  tipo "deja de esperar y haz que pase", "vive 
cada día como si fuera el último" "cambia tu cara de seta por una sonrisa"...son mensajes que todos sabemos, pero que muchas veces necesitamos que nos aparezca por la pantalla para decir,: ajá, eso lo llevo haciendo desde siempre, pero gracias por recordármelo. Y te hacen esbozar una sonrisa.

Porque hay personas que necesitan continuamente mensajes optimistas externos para vivir su vida con algo más de alegría y salero. Son de esos que siempre tienen algo de lo que quejarse, algo a lo que achacar que su día ha ido mal, y sus problemas son lo más de lo más, porque no hablan de otra cosa.  Parece que la vida de los demás es un aburrimiento, porque a ellos les pasa todo.
 Tiendo a volcarme en estas personas, y darles motivos para que cambien el chip, para que vean la vida con ojos esperanzadores e ilusionantes. Pero es casi imposible, y un gasto enorme de energía,  porque cuando te das la vuelta, les ha pasado un suceso horrible del que lamentarse toda la semana.

Así que he optado por otra vía. No voy a salvar a nadie por enseñarle mensajitos "wonderfuleros", aunque a mi me gusten y me sirvan para dar un salto de la cama cada día. Hago al revés. Intentar ser ejemplo de alegría y de algo de luz, y así que a los demás se les contagie algo, que se pegue el buen rollo. No siempre es fácil eh? Y depende en qué ambientes.Para mi es un proyecto a largo plazo, que cada día me pongo como objetivo. Y voy aprendiendo y remodelándome cada día.
 Es vivir la vida siendo realista pero sin amargarse, conociendo lo bueno y lo malo, y eligiendo lo mejor, aunque no siempre sea el camino corto.Reconocer nuestras capacidades y así potenciarlas, y saber  nuestros defectillos para intentar mejorarlos.Es salir a la calle con ganas de comerse el mundo, y no quedarse parado en el sofá. Es hacer maletas y buscar un futuro mejor, sea donde sea Es amar con los brazo bien abiertos, a todos todos....
Gracias a toda esta corriente buenrollera creo que muchas personas están descubriendo el lado "ON",  sonriente y agradecido de la vida.  Y que detrás de esos mensajitos hay un horizonte enorme y un millón de posibilidades. 

Un guiño a "Mr Wonderful", a "enfermera saturada", "enfermera en apuros", "Agustina Guerrero"...entre muchos otros.









miércoles, 6 de mayo de 2015

A medida para amar

El otro día te dije que estamos hechos a medida para querernos. Todo lo que hemos vivido estos años nos ha ido moldeando y ha hecho que nuestras piezas encajaran cada día mejor.
Y qué felicidad sentir que el camino de la vida lo hacemos juntos, de la mano. Que ya no será mi plan de vida o mi proyecto, sino NUESTRO.
Sólo decir al mundo y a la vida que merece la pena amar al límite , arriesgarse y lanzarse cuando se trata de sentimientos y del corazón.  Que vivir a medias tintas se queda corto, que aunque no sea tan fácil ni cómodo, vivir plenamente compensa y trae frutos.

En ti he encontrado equilibrio, paz y plenitud.
Gracias por hacerme sentir magia cuando te miro, por tu sonrisa, por darme todo tu ser.
Nos espera una vida apasionante  juntos.

Oda al amor...porque te quiero a ti!!porque te quiero!


La foto de mi perro que es todo amor, fidelidad, alegría. 




domingo, 26 de abril de 2015

Es Magia

No me salen las palabras.
Siento gratitud
emoción
plenitud
energía
cosquilleos
dolor de barriga
amor a raudales
ganas 
ternura
dulzura
MAGIA



¿Qué me estará pasando?




Como diría Rosana..

Es el agua, es el viento 
Es resumen de todo lo que siento 
Es la arena, es el sentimiento 
Es la tinta que no borra ni el silencio... 
Es el aire de puntillas 
Es la calma cogiendo carrerilla 
Es el sabor de lo pequeño... Es tocar un sueño... 
 



lunes, 20 de abril de 2015

Sentir y decir, cada día

Soy de las que piensa que no basta con decir un te quiero al aire o al teclado. No basta. Acaba perdiendo significado y magia, y se normaliza.
Estamos en la sociedad de lo rápido, lo instantáneo. Hacemos fotos a todo lo que vemos, lo publicamos en las redes, compartimos nuestros estados de ánimo, tenemos la información a un segundo de distancia, todo aparece en google, y lo que no está, no existe.

¿Somos iguales con nuestras relaciones personales?

¿Qué dice la publicidad,  la sociedad, el marketing?  Pues que el amor está esperándote al salir de casa, que con las app diseñadas para esto encontrarás a tu chico ideal y el móvil te avisará cuando pase por tu lado y vea que sois taaan compatibles.
Y que si lo pruebas y no te gusta, a otra cosa, que hay más peces en el mar. Que esto de las parejas para toda la vida parece anticuado. Lo "trendy" es salir  cada fin de semana y poner fotos ideales en Instagram, encontrar al guapo de turno, quedar unas cuantas veces con él. Y si cuaja, genial. Y si no, a vivir la vida que son dos días. Y no digo que sea ni malo ni bueno, pero que a mi no me convence. 
Mi sensación es que nos comportamos en las relaciones (familiares, amorosas, entre amigos..) con premura, queriendo todo ya y ahora, Queriendo decidir todo, desde los amigos que nos queremos cruzar hasta la pareja con la que queremos compartir todo. Es que hasta podemos elegir si queremos que sea rubi@, moreno, color de ojos, talla..  Y parece que a veces esto se queda corto, en la superficie, que hay que dar un click más, de compromiso, de hechos.  

(pensamientos compartidos...) 

Volviendo al tema, pensaba en lo importante demostrar cada día lo que sentimos por los demás. Creo que a veces necesitamos  ese geste de cariño, ese abrazo que a veces no damos por corte o vergüenza, o porque pensamos que la otra persona no lo necesitará. Somos seres sociales, necesitamos la valoración de los que tenemos cerca, las palabras de ánimo, el cariño, también los consejos y verdades. A veces caigo en la rutina y en las frases hechas, aunque las sienta de verdad. Y no es por nada, a veces por cansancio, por falta de espontaneidad. Quiero ser como los niños, que lo dicen todo, que no tienen miedo, que son transparente y sinceros, que emanan alegría y luz.

Y que hoy es único, y mañana cuando pase ya no volverá. Hoy no dejaré ese beso pendiente, esa llamada, ese gesto.
Hoy quiero llegar hasta ti y decirte cuan importante eres en mi vida.  Quiero vivir al cien por cien, amando al extremo,  transmitiéndolo...y caminar para aprender y crecer.
Gracias por inspirarme cada día, por ser un pensamiento al despertarme, un sentimiento, por cada recuerdo, por cada sueño futuro, por el compromiso juntos, por sentir plenitud a tu lado.



lunes, 23 de marzo de 2015

Las huellas que dejamos

Vivir a flor de piel, notando cómo el aire eriza el vello, sintiendo cada sensación como nueva y única.
Tu susurro de buena mañana, tus caricias en el pelo mientras duermo.
El sabor del té recién hecho, con la taza que calienta las manos.
Momentos irrepetibles.
Sentir cada día como extraordinario.

Me ronda desde hace tiempo esta sensación. La de vivir en plenitud. No dejar para mañana los te quieros , los sentimientos aparcados, o las cosas que tenemos guardadas. Porque mañana no se sabe, porque no tendrá el mismo significado.

Durante estos dos últimos meses hemos preparado con mucho amor una fiesta a uno de los amores de mi vida, mi madre.Su 60 cumpleaños, un buen momento para hacer un alto  y dar gracias. El sábado lo celebramos por todo lo alto, en una fiesta sorpresa y divertida. Inmersos en los años 60, vestidos para la ocasión, rememoramos momentos importantes de su vida y dimos gracias por tenerla cerca. Es necesario decir a las personas que queremos lo que sentimos, demostrarles en cosas como estas que son valiosos en nuestra vida, y que les queremos siempre cerca.

Fue muy emocionante ver su cara de asombro, de incredulidad al ver todo el lío que habíamos montado, y tener a toda la familia reunida para la ocasión.  ¡Éramos casi 50 personas!

Dos días después sigo recordando la fiesta, y pienso en las huellas que dejamos en los demás con nuestro testimonio de vida. Mamá es generosidad, optimismo, es el detalle y la que está pendiente siempre de todo. Su vida ha dejado ya muchas huellas en los que más le queremos.

Y yo..¿qué huellas dejo? ¿ cómo me muestro a los demás? ¿qué doy de mi cada día? ¿soy de las que vive la vida o de las que pasa de puntillas por ella?

Estoy muy orgullosa de mi familia, por ser mi pilar, por demostrarnos tanto amor y cariño. Por ser la fuente del amor en mi vida.


Elenita

lunes, 26 de enero de 2015

Tu recuerdo

Tu vida permanece en mi porque te recuerdo.
El olor de tu perfume, el tacto de tu ropa.
Tu imagen  que viene a mi, cada día.Sin quererlo y haciéndote hueco, estás tú.
En el anillo de mi dedo corazón de la mano izquierda. Ese que me regalaste ese mes de noviembre.
En la imagen de tu casita, pequeña y acogedora, nuestro lugar de encuentro.
En ese precioso álbum de tu vida que hemos recibido estas navidades, porque nos ha unido un poco más.

Es ternura lo que siento cuando hablo de ti,
Es emoción lo que me embarga cuando veo a toda la familia que tú has creado.
Es orgullo lo que me inunda al recibir tanto amor de mis padres, tíos, primos...porque hay algo de ti en ellos.

Un año más en el día de hoy celebro tu vida, que fue abundante y con frutos. En la que tuviste tiempo de todo, y en la que tuve la gran suerte de acompañarte muchos años.
Gracias por seguir en mi, porque mi vida es porque estuviste en ella.

Te quiero, al abuelo y a ti, con admiración y orgullo de nieta.

Elena.



sábado, 10 de enero de 2015

Propósitos de nuevo año

Parece que si no terminamos el año con buen pie y lo empezamos todavía mejor  estamos destinados a tener mala suerte o que las cosas van a salir mal. Supersticiones. Creo que la suerte juega un papel en la vida, pero no es determinante ;y que muchas de las cosas que nos pasan son providencia, esfuerzo, consecuencias de otras cosas...
Yo he empezado dispuesta a mejorar y cambiar muchas cosas, a mantener otras, y a luchar cada día.  Esos propósitos que parece que nos dan fuerzas y nos obligan a ponernos una meta...esos que a veces son los mismos año tras año, pero que nos mantienen en vilo, atentos y con ganas.
También viene bien que alguien cercano te diga estas cosas, porque pecamos(o peco) de mirar los defectos en los demás y no ver los míos en muchas ocasiones. Y lo he hecho, y me he dado cuenta de cuántas cosas hago sin darme cuenta y que pueden hacer daño, o quitar autonomía, o sobreproteger. Vaya cura de humildad. Qué de cositas que limar y trabajar....
Así que empiezo el año pidiendo perdón.a todas esas personas a las que tengo cerca y con las que soy más yo, pero tb con las que más descuido.
-Perdón a ti que me quieres sin condiciones y sin topes, porque a veces me impongo, hago planes pensando por ti y no contigo.
-Perdón por pensar en mi antes que en los demás, por hacerme pequeña y no darme cuenta de cuánta suerte tengo y de todo lo que me rodea, que es bueno.
-Perdón por no escuchar. Por hablar, escribir, "escupir" sentimientos y pensamientos sin preguntar, sin acoger, sin escuchar antes al otro, que muchas veces tiene cosas mejores que decir que las mías.
-Perdón si te he hecho sentir poco valorado/a. Si te he despreciado sin quererlo o no he hecho caso cuando pedías mi opinión o apoyo.
-Perdóname si no he estado siempre que me has necesitado, en los momentos duros o difíciles, o en los buenos para compartirlos.
Gracias por acoger mi perdón, que significa no sólo arrepentimiento, sino ganas de ser mejor persona, búsqueda de herramientas, apoyo en ti que me quieres como soy.
Feliz año!!