sábado, 28 de noviembre de 2015

Esperanza



Hay lugar para la esperanza.
En medio de tanto ruido, de la nube gris en los telediarios,
de asesinatos y violencia.
Él viene.

En París, Siria, Japón, Beirut. En cada rincón del mundo.
Aparece un rayo de luz en ese túnel oscuro.
Viene para dar sentido a nuestros miedos y desvelos,
 para enseñarnos el amor mayúsculo.

Tu faro es mi descanso, el lugar donde mirar,
el punto donde encontarte,
Tu amor me sostiene y me alimenta,
paso a paso me ayudas a caminar.

Él viene.

Feliz adviento


Elena

1 comentario:

kekereke.org dijo...

GRacias por tu esperanza que ilumina otras esperanzas... lo necesitamos, lo estamos esperando...Él ya se acerca, a pesar de la miseria del mundo sigue bajando a la tierra