martes, 19 de noviembre de 2013

Grítalo a los cuatro vientos


Vive hoy, ahora. Tenemos el mayor regalo que nos podrían dar...VIDA. Nos preocupamos tanto por nosotros mismos, por nuestros tormentos, nuestro ombligo, que a veces vemos sólo un nube negra encima nuestra, sin poder contemplar más allá.
Abre los ojos, tiende tu mano, pártete...estás hecho de tanta gente que te quiere, de abrazos, besos sonrisas, sueños.  Muchas personas te cuidan sin saberlo, te tienen en su pensamiento, te impulsan....y tú, tú eres mucho más grande cuando repartes esos dones que perfectamente fueron puestos en ti.  

No esperes a mañana para demostrar lo mucho que quieres a alguien, dilo hoy, bésale hoy, grítalo a los cuatro vientos. Porque el presente es YA.
Cultiva tu interior
Busca lo esencial


Márcate pequeños objetivos, y pon todo tu empeño en ello. La constancia y el esfuerzo ayudan a vivir en equilibrio...cuando consigas esos pequeños retos, a por los siguientes. Y así, construyendo camino.

Dedica un rato del día para recapitular, recordar, rezar, y unir tu corazón a nuestro Padre, que nos ama así, como seres auténticos y únicos. ¿Quién mejor nos va a entender que Él?

---------------------------------

Tengo el corazón lleno de emociones y de buenos presentimientos.
 Estoy más enamorada que nunca, y que lo sepa todo el mundo, he encontrado a la persona de mi vida. A la que me quiere como soy, conoce mis debilidades y flaquezas, pero resalta lo mejor de mi. Él me equilibra. Me hace reír, me escucha. Es sensible, sincero, cariñoso, tierno, humilde. Tiene una mirada que me derrite. Con el tiempo nos entendemos mucho mejor en la convivencia, hacemos buen equipo. Tiene buen humor, y me lo transmite. Adora a su familia,  me encanta como juega con Dani, su inmensa ternura...
Es trabajador, constante, currante. Se lanzó conmigo a la aventura y aquí estamos, descubriendo tanto. Me lanzaría cien veces más, y con los ojos cerrados. Y nos vamos a la China si hace falta.



Estoy muy contenta de haber podido estar estos días con parte de la familia, (Dani, brother, nos vemos en nada!!!estás siempre en mis pensamientos). De poder mimarles un poquito, y de sentirme tan en casa. De haberme reencontrado con amig@s, y sentir que aunque pase el tiempo y llevemos vidas separadas, seguimos ahí, estamos para todo.

Que todas estas vibraciones sirvan para impulsar y encauzar el día a día, los estudios, el trabajo, las ilusiones.

Un abrazo

Elenita










1 comentario:

Maribel Pajuelo dijo...

gracias por formar parte de tu vida