sábado, 1 de octubre de 2011

Remite: tu nieta

Hoy hemos hablado por teléfono. No sabes muy bien si trabajaba hoy o no, pero tú siempre preguntas, y siempre me dices que tenga cuidado con el coche, que está lejos. Hemos hablado de si  has comido bien, si estabas animada y con fuerzas, y nos hemos mandado un beso hasta mañana que te llevaré la comida a casa. Te tengo siempre en mi pensamiento.

Saber que tienes una enfermedad que poco a poco de irá robando recuerdos es triste. Tú guardabas la esperanza de no tener la enfermedad que como tú dices  mató a tus hermanos. Pero el médico, franca y a mi parecer, muy poco sensiblemente, te dijo las cosas tal y como estaban. Alzheimer. Enfermedad degenerativa: empezarás por olvidarte las palabras, por trabarte al hablar, y progresivamente se te olvidará vestirte, o lavarte, o conocernos. 

Creo que eres una mujer muy fuerte. Has pasado un infarto, una rotura de cadera,seis partos, varias operaciones. Y siempre has salido adelante, a flote. Desde que murió el abuelo tu vida ha sido más solitaria, y te has creado el mundo de tu casa, donde no necesitas salir a la calle para vivir, te basta tu comida, la tele, y tu espacio.
Por suerte, siempre hemos estado cerca, física y espiritualmente. Nos une un parentesco y un cariño especial. Contigo siento que eres parte de mi misión y mi labor diaria. Creo que te tengo que cuidar porque  simplemente lo necesitas. Agradeces tanto quince minutos de diarios de hablar, tomar un café, de contarnos simplemente el tiempo, o alguna batallita. Sueles decirme  que qué perdida estoy, o que ya me había olvidado de ti...pero siempre te digo que no, que nunca me olvido, que es que trabajo mucho y cuando libro voy a ver a Sanse. Y tú dices que no me preocupe por ti, que estás bien y que no me quieres molestar, que Alfredo va todos los lunes, y que menos mal que está él también.Tienes a mucha gente que te quiere, y que cuida tus pasos.

Nos espera un proceso duro, pero voy a estar cerca de ti, sé que nunca se te va a olvidar mi nombre, ni mi cara. Estoy segura de que no vas a perder tu fortaleza. No quiero que estés triste por si este no ha venido a verte o por qué va a ser de ti cuando te empieces a olvidar más....vive cada día, disfruta de cada momento, no pienses por lo que va a pasar de aquí un mes o un año...iremos solucionando todo, ya verás. Nunca te voy a dejar sola,abuela.


Te quiere mucho, muchísimo
Tu nieta



2 comentarios:

Noe dijo...

Gracias Elena, tus palabras me transportan a un tiempo atrás y a una de las personas más importantes en mi vida.

Será duro, pero cada día aprenderéis juntos y lo negro se llenará de estrellas, y sentirás en tus carnes lo más profundo del amor más puro.

Unidas ;)

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

resiste. y mucha fuerza