jueves, 10 de septiembre de 2009

Corazonadas




¿ Hay que hacer caso de las corazonadas?
Soy muy sentimental y pasional, y eso me hace actuar muchas veces con los sentimientos por delante,los instintos. También eso me hace equilibrarme, aprender a usar esa parte de mi pero sin perder lo racional, los pensamientos, los pies en la tierra.
Todo lo que ronda mi cabeza lo tengo que contar, hablar con alguien ( sí, soy muuy charlatana), pensarlo, cantarlo, rezarlo, escribirlo aquí...¡no puedo parar quieta!

Así que últimamente pienso mucho en esto...las cosas surgen por casualidad, providencia, o por algo? ¿ Estamos predestinados?. ¿Tenía que conocer a esa persona ahora y en ese momento de mi vida, con todo lo que implica, o simplemente ha sido casualidad que se cruce en mi camino? ¿ Pasan las cosas por algo?

¿Cuándo sé que he de seguir esa corazonada? ¿ Cuándo sé cuál es mi momento para hacer algo, para iniciar un trabajo, unos estudios...? Si lo dejo pasar igual no vuelve a pasar nunca, ¿o sí porque el destino me llevará a ello?

Ya véis, esto va de preguntas y preguntas. Sin respuesta.
Pero me encanta preguntarme, descubrir qué hay detrás de un presentimiento, decir que SÍ y que NO, elegir caminos.....¡VIVIR!


¡Un abrazote!
Elena


3 comentarios:

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

creo que todos tenemos una chispa de divinidad que nos ayuda a sentir esos momentos en que todo se conecta y sacamos conclusiones. creo que es uno de esos momentos para ti

caballerotrueno dijo...

Yo creo que no se sabe. Sólo se sabe cuando se mira el camino ya recorrido y uno encuentra sentido a los pasos dados. Abre puertas y apuesta por aquello que creas. Si eres pasional y llena de corazonadas... no creo que Dios te vaya a buscar a otro sitio.

Besos

TeSs dijo...

Gracias Elena.

Hace tiempo que llevo pasando por tus últimos posts...y no puedes imaginar lo identificada que me siento.
Yo también soy de esas que se dejan guiar cada vez más por el corazón. Me parece el mejor consejero. También supone arriesgar demasiado, ¿no?
No lo sé, en todo caso, déjate acorazonar al máximo.

¡Un abrazo!

y...¡enhorabuena por tu trabajo!

TeSs