jueves, 8 de mayo de 2008

Estás tú

En el despertar de las montañas y el sol que tímidamente asoma.
En los infinitos sonidos que envuelven las primeras horas del día.
En el frescor de la mañana, en el rocío que me empapa al pisar descalza.
En el rumor del viento y en sus mensajes ocultos.
En el esfuerzo diario, el cansancio tras una dura jornada.
En las cientos de sonrisas que recibo cada día.
En los testimonios de vida entregada, y que tantas veces, me pasan de largo.
En la vida que brota a cada rincón allá donde mire.
En el sufrimiento, en el dolor físico y de corazón.
En ti, en él, en ella...en tantas personas que hoy llenan mi vida;
también en las anónimas, en los sin nombre, los sin techo, los sin familia, sin amor sin esperanza...



Te siento en TODO lo que hago cada día, con una fuerza increíble.
Porque no hay más que salir a la calle por la mañana y dar gracias por el día, por la lluvia, por ir a estudiar o trabajar. Eres creación, pequeñez, eres esa persona, ese amor incansable que está en todo. Aunque no te pueda ver, tengo el convencimiento de que eres el motor de mi vida, el que camina a mi lado incluso cuando he perdido la fe, el padre bueno que me guía, me endereza, me perdona, pero también me pide.


Lo esencial dicen, es lo invisible a los ojos

Un besote

Elenita

3 comentarios:

Alberto. dijo...

Dios es desbordante.Quien tiene la suerte de comprenderlo una sola vez, queda marcado por Él a fuego para siempre.

Aunque no nos conozcamos, es hermoso orar con el día a día de una hermana en la fe.

Te dejo otra foto (elaboración propia).
Un abrazo en Cristo.

http://farm3.static.flickr.com/2070/2474547808_9a76c7c106_o.jpg

Álex dijo...

"Eres pequeñez, esa persona, ese amor incansable que está en todo".

Hoy rezaré así, porque no encuentro forma mejor. Ni más sincera.

Gracias por ser Él a través de tu amor incansable. Gracias por recordarme, incluso cuando no te llegas a dar cuenta, que mañana será bonito.

Y hoy es ya precioso. Porque sopla la brisa en Roma, estoy feliz y doy gracias por tenerte cerca.

Analía dijo...

Aunque ya habia pasado alguna vez, hoy entré de una forma distinta. Empecé a leer sin apuro, y me leí TOOODOOO el blog! En verdad es muy lindo por todo lo que guardado está por acá.
No iba a dejar comentario, pero en verdad, hoy había varios mensajes para mí en tus palabras, en tus propias vivencias. Y me ha hecho bien. Por lo que para este día, serás el único blog NUEVO (para mí) que recorro. me quiero quedar con ecos propios que han surgido al pasar por este lugar.
Buen domingo!