sábado, 23 de febrero de 2008

Razones de sobra

Por los sueños, por la confianza,por lo que está por venir,por tu presencia, por el no saber qué pasará,por los aviones, por el miedo, por la ilusión,por los besos,por una sonrisa, por no olvidar, por un abrazo.Por el mar. Porque hay miles de motivos por los que afrontar cada día.






¿Sabes qué nos une pero a la vez más nos separa?

El mar.

El mar que tú miras desde tu ciudad marinera,
el que te despierta cada mañana, el que te da vida.
Al que acudes por instinto, como si le oyeras susurrar.
El que te escucha y te habla.
Pisar la arena caliente y pasear te hace recordar
las marcas grabadas, los caminos hechos y ya borrados,
o el camino que está por construir. Una huella tras otra.

Y mi mar que siempre me acompaña,mi mejor confidente.
Que me transporta con solo desearlo al mar que yo quiera,
al sueño que anhele.
Y lo siento mío porque no me deja,
porque me inspira profunda calma
con su vaivén constante, con su rumor incesante.

Vámonos a mirar el mar, a contemplar su profundidad
a perdernos en su horizonte haciendo que le tiempo
se congele para nosotros nada más.
Volvámonos a ilusionar, a confiar que el mar nos guiará,
a pesar de la tormenta y cielo gris.
No tengas miedo,sólo has de confiar en mi.




Elenita


4 comentarios:

Noe dijo...

Sencillo pero directo, lleno de amor, como tu, como él.

Gracias guapa, por transmitir con tus palabras, por compartirte, por ser tan tu, tan llena de vida.

Ánimo, que ese mar sea la breve distancia que separa dos corazones enamorados.

Muack ;)

perlegrino dijo...

Me ha encantado tu mensaje ... el mar es algo tan complejo, tan cercano, pero tan lejano, tan tranquilo pero a la vez tan repleto de peligros...

Gracias por compartirlo y compartirte ;)

Álex dijo...

Lo que une y a la vez más separa.

¿O lo que, separando, por un extraño y asombroso milagro, al mismo tiempo os une?

Precioso, Elena. Precioso. Gracias una vez más. Pero gracias como si fuera la primera vez.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

La foto es preciosa y el texto aún más.

Siempre es agradable leer que en el Mundo hay gente que aún cree en la locura, en la utopía.

Preciosas palabras. Lucha por aquello en lo que crees.