lunes, 11 de junio de 2007

Ella...Inés

Sí, estamos en plena época de exámenes, pero no voy a escribir sobre eso, porque hoy necesito desconectar.:)

Estoy como siempre suelo estar en estas épocas...nervioseta, cansada del estudio diario, pero con muchas ganas de verano, porque se presenta genial.

Hoy quiero escribir sobre mi abuela, de la que nunca he hablado por aquí.
Hace un par de semanas sufrió un infarto.Tuvo el tiempo justo de llamar a mi madre por teléfono y dejar la puerta de su casa de par en par;porque para cuando llegó mi madre ya estaba inconsciente. Tenemos la suerte de vivir casi en frente de ella, y mi madre llegó enseguida y llamó a la ambulancia lo más rápido que pudo. Y eso le salvó la vida.


Estos días entre exámenes y eso he estado bastante ausente y desconectada.La verdad que en ningún momento he dudado que se fuera a recuperar y salir adelante, quizá porque no me quería hacer a la idea de que le fuera a pasar nada malo.Y porque he confiado,y todos hemos rezado por ella.Pero es cierto que no han sido buenos días.Es mi abuela,voy a su casa todas las semanas, le hago la compra, me cuenta sus cosas, sus "locuras",las películas que se monta...la semana de antes del infarto me estuvo haciendo un disfraz de payasa... y pensar que todo eso ahora no iba a ser igual pues me hacía sentir con incertidumbre de qué pasara y cómo se recuperará de esto...

El otro día nos contaba mi hermano que mi abuela le había dicho que tenía que haber sido Dios, que ella se había salvado gracias a Él. Ella, que nunca pisa una iglesia, que es más bien reacia a todo eso, que no se plantea nada sobre la fe....Y es que, cuando nos vemos con el agua al cuello, cuando sentimos que la vida se nos escapa, Dios nos coge en sus brazos. A todos. Y nos daremos cuenta o no..pero siempre está.Y ella se ha dado cuenta de que la vida es un milagro, del tesoro que tiene alrededor, de su familia, sus nietos, su biznieto; de que todo es obra de Dios.Y jolín, ¡eso es genial!Nunca es tarde verdad?

Mañana le dan el alta. Ahora toca la segunda parte. Coger fuerzas y animarse para seguir adelante. Volver a rehacer su vida, con una nueva rutina, y con un nuevo sentido. Y la familia a estar ahí,100%.



Ella se llama Inés.
Tiene 76 años
Sigue siendo guapa a pesar de su edad,estoy segura que de joven era muy atractiva.
Es muy suya, va un poco a su aire.
Tiene un carácter especial, hay que conocerla para comprender su mundo.
Le gusta que vayan a verle, que sus nietos más pequeños le llamen de vez en cuando y le mimen.
Le gusta que le toques las manos cuando le saludas, y le beses en las mejillas.
Es muy independiente, no le gusta que le ayuden a hacer las cosas y depender de los demás.
Tiene 6 hijos,17 nietos y un biznieto, y le encanta decírslo orgullosa con una gran sonrisa a todo el mundo que le pregunta.
Y aunque ella no lo crea, lleva a Dios muy dentro de sí.

Te quiere muchísimo
Tu nieta

Elena

8 comentarios:

álex dijo...

«Y es que, cuando nos vemos con el agua al cuello, cuando sentimos que la vida se nos escapa, Dios nos coge en sus brazos. A todos. Y nos daremos cuenta o no... pero siempre está.»

Nos transmites una confianza infinita con palabras sencillas que tocan el corazón porque hablan de lo más profundamente humano. Sigo admirado por cómo tus sentimientos y tus letras se abrazan; hoy, por la facilidad con la que consigues no solo presentarnos a un ser querido, a tu abuela... sino también traerla con nosotros, acercárnosla, dejarnos quererla un poquito.

«Y aunque ella no lo crea, lleva a Dios muy dentro de sí.»

Tus palabras y tu amor también.

La he tenido muy presente estas semanas. Deseo de corazón que se mejore.

¡Un besote!

smdani dijo...

Cuánto nos ha hecho sufrir la abuela, a nuestros padres más... pero ¿quién guarda rencor por todo eso? Nosotros no. En su debilidad el Señor le hace fuerte, porque le ayuda a ver con claridad, la claridad de la fe.
Creo que Dios le está dando una oportunidad para reconciliarse con él, con nosotros, porque pronto le tocará partir hacia su casa, y el Señor la ama tanto que la quiere a su lado eternamente.

Gracias Elena!

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Toda mi fuerza desde Sevilla. Espero que se recupere pronto.

Noe dijo...

¡¡¡¡Gracias Elena!!!!...tus palabras me transportan, me llenan.
Tu abuela tiene mucha surte de tenerte entre sus nietos, igual que tu la tienes de tenerte a ella.
Gracias nuevamente, por llevarme atiempos pasados, a sentimientos que guerdo, y que preciso sacar.
Gracias Elena, GRACIAS.

Belén dijo...

Gracias peque! gracias por tu testimonio de amor.

Un beso enorme

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Te he invitado a un juego en mi blog.

Anónimo dijo...

Elena, venia a trolear tu blog, pero la hermosura de tu familia no me lo permiten.
Son ustedes una hermosa familia.
Mis respetos

Luis dijo...

Eres una bella persona.