jueves, 14 de diciembre de 2006

La espera...

Ayer llegué a casa muy enfadada. Enfadada con el mundo y conmigo misma.

Me fui al centro con mi madre, aprovechando que salí antes de clase, y estuvimos comprando cosillas para Navidad.
Lleno de gente, un día laborable..gente andando de un lado a otro, cargados de bolsas de regalos. Adornos, regalos, personas....¿qué estarían pensando? ¿Qué les pasaría por sus cabezas? ¿Cómo irán a vivir la Navidad todas esas personas?

Casi me puse a llorar, porque me sentí frustrada y enfadada. Me sentí ,como dice fito en una de sus canciones, entre muy pocas personas pero demasiada gente...
Estoy metida en la espiral del consumismo, estoy dentro de esta sociedad que a simple vista es superficial y materialista....siento que la Navidad está perdiendo su verdadero significado y veo que es una bola que se va haciendo cada vez más grande y que no puedo parar.

Y eso me hace sentir culpable.Porque tb compro, gasto, y me dejo llevar....

Creo que reflexionar y ser consciente es el primer paso. Y está en mis manos, en NUESTRAS manos hacer de este Adviento y Navidad unas fiestas con sentido, con un consumismo responsable. (http://www.marianistas.org/justiciaypaz/Adviento-Navidad/Adviento-Navidad.php)


Que de verdad Él nazca en mi corazón..
quiero aprender a ser más humilde, menos consumista, más consciente,más implicada y coherente en lo que hago y digo....¡Quiero que Él llegue a mi corazón!
¡Un abrazo y feliz Adviento!

Elenita



¿Os he contado que me encantan las velas? Ahora hay dos encendidas... ¡ADVIENTO!



8 comentarios:

carlos dijo...

Hola!!

Gracias por tus comentarios!!

Yo la verdad es que todavía no me he metido este año en ese consumismo, tengo un examen el lunes y todavia no he pisado el centro..pero cuando lo haga seguramente me sienta como tú, como siempre en estas fechas. Pero a pesar de todo me gusta pensar que Jesús si que nace en todos los corazones aunque la gente no se quiera enterar llenandonos de ilusión y amor para todo el año.

Ahora en un ratito voy a mi voluntariado con las personas que duermen en la calle... a ver que me cuentan de su Navidad, que eso si que puede ser una gran piedra de toque para la mia.

Un saludo!!

Álex Segrelles dijo...

Mi madre volvía esta mañana del mercado con la misma sensación, pero trasplantada al mundo de los pavos, el champán y los langostinos.

«Cada niño que viene al mundo nos dice: "Dios aún espera del hombre".», recuerda Tagore. Y este niño que nos viene es la prueba más grande de Su amor y de Su esperanza.

Gracias, Elena, por ayudarme a despejar mi corazón de paja para poder llenarlo de fuego con el que calentar Su venida desnuda.

Un besazo,

Álex

Daniel dijo...

¡Hola!
El consumismo navideño...
Como siempre, alguien que se quiso aprovechar del espíritu de alegría de la gente. Con una sonrisa en la cara, sea por la navidad, por el nuevo año o por cualquier cosa, cuesta menos gastar dinero...
Es injusto, sí, pero...
La cosa está en darle tu propio sentido a tu navidad y a partir de ahí, en vez de tantos regalos materiales, regalar amor, sonrisas, paz...
¡ES NAVIDAD! :)

¡Un besico!

monty! : ] dijo...

elenita! no te abrumes, como te dice tu hermano cada uno hace su propio sentido. que Él nos ilumine..y ¡feliz navidad!

carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel dijo...

Consumir no es malo, es necesario. El problema es cuando "el consumo te consume":
http://smdani.marianistas.org/ficheros/mp3/El-consume-me-consume-Mario-Cervera.mp3
Gracias Elena

Muñeca Pepona dijo...

¡Feliz Navidad pequeña!

Gracias!

Anónimo dijo...

Espero que ÉL, el Monstruo de Espaguetti Volador, venga!