martes, 5 de septiembre de 2006

Rezar


Llevo muchos días dándole vueltas al tema, y aunque no sé muy bien como enfocarlo, me apetece escribir sobre ello.

Creo que es necesario rezar, porque me acerca más a Dios, me hace sentirle más presente y siento que así no pierdo "el contacto" con él.

Pienso que la oración es algo muy personal, que cada uno lo haremos de una manera diferente ,pero seguro que todas serán válidas.
En mi caso, voy por rachas.
Muchas veces me pasa que me empano, que empiezo a hablarle, a contarle mi vida..y de repente me quedo en blanco.
Otras no me sale nada,no sé x dónde empezar, ni qué contarle. Lo que sí que pienso muchas veces es que Él ya lo sabe todo, que nos ve a todas horas, que no le podemos ocultar nada. Y que por mucho que le cuente, que le pida y que le ruegue..¡Él ya me conoce!

Él conoce mis virtudes y defectos, mis flaquezas, mis puntos fuertes y débiles.Incluso pienso que me conoce más que yo a mi misma, pues Él me creó.

Por eso la manera que más me gusta para rezar, y la que más me llega, es con música, y si puede ser con alguna vela encendida. Me encanta ponerme Glenda, y repetir para mis adentros lo que ella va cantando, hacer sus palabras mías, y ofrecérselas a Dios.
Tener una vela encencida me hace sentir que está ahí, en la luz, y me siento tranquila...

Echo de menos en muchas ocaciones no leer ningún texto, ni coger la Biblia para rezar.Creo que lo debería hacer más a menudo,porque ahí está la palabra de Dios, las enseñanzas de Jesús, su mensaje..Si no creo que inconscientemente me fabrico un Dios "a mi medida", al que le pido perdón, al que le pido cosas...
Por eso creo que ir a misa, rezar con textos etc..nos acercan más a Dios.

Me cuesta rezar, pero hacerlo me gusta si me lo tomo en serio.
Me llena mucho rezar en grupo, y compartir con otras personas lo que siento, porque veo que los demás tienen necesidades, cosas por las que dar gracias y pedir, que tb tienen momentos de flaqueza, de bajón, de más ánimo...y no me siento sola.


Os dejo la letra de una de mis canciones favoritas de Glenda. Se llama "Tú,mi alfarero". Es la idea de que Dios es el alfarero, que siempre que nosotros, el barro, caemos y nos rompemos, Él nos coge y nos vuelve a moldear.Nos encamina, y nos forma de nuevo con sus manos de perdón, de acogida....

Espero que os guste
Un beso

Elenita


Tú, mi alfarero


Gira que gira,
rueda que rueda,
Siento tus manos sobre mi greda,
me asombra el pensar que tu la quieras.

tu cacharro acaba de caerse,
acaba de quebrarse,
no acaba de encontrarte.

Tu mi alfarero,
Tu mi alfarero,
toma mi barro y vuelve a empezar de nuevo...
Tu mi alfarero,
Tu mi alfarero,
toma mi barro y vuelve a empezar de nuevo...

Gira que gira,
rueda que rueda,
Siento tus manos sobre mi greda,
me asombra el pensar que tu la quieras.

Acaso no puedes hacerme de nuevo,
acaso no puedes formarme.

tu cacharro acaba de caerse,
acaba de quebrarse,
no acaba de encontrarte.


Tu mi alfarero,
Tu mi alfarero,
toma mi barro y vuelve a empezar de nuevo...
Tu mi alfarero,
Tu mi alfarero,
toma mi barro y vuelve a empezar de nuevo...


De nuevo, de nuevo, tu mi alfarero,
De nuevo, de nuevo, tuuuuuuu mi alfarero...

1 comentario:

Noe dijo...

Una vez alguien me cuestionó: "¿Y tu, cómo rezas?"...han sido miles de veces las que, mientras estaba en oración, daba vueltas a cómo rezo...a ver si así, metida "de lleno" en ella, respondía a aquello. Y en una, encontré la respuesta: No sirve darle vueltas. Si, creo que simplemente para rezar no es necesario llegar a una meditación profunda de silencio absoluto, respiración relajada, posturas imposibles, ... Me di cuenta que en aquellas ocasiones me centraba más en la forma que en el contenido. En que todo fuera perfecto, que hubiera música de fondo, velas,...ambientación. Y si, la ambientación es importante, pero no es lo más importante.
Pienso que se puede rezar en muy dispares sitios. Puedes rezar ante el televisor que te anuncia una tragedia, puedes rezar ante una fotografía importante...rezar ante la vida que se ha ido...). Rezar en la capilla, en la Iglesia, en esa clase que tanto te vio crecer...
Rezar con la Palabra, con el Evangelio del día cuestionándote que quiere Dios de ti.
Y puedes rezar con tu vida.
Y simplemente puedes escucharLE,dejarLE que Él, como tu dices, sea quien te moldee...
Gracias por ayudarme a pensar en esto guapa, eres un pequeño angelito en la red.
Un día rezamos juntas, ¿te parece?, hasta entonces decirte que estás presente en mi oración.
Un besazo