martes, 15 de junio de 2010

Dos

Querer la espera, y compartirla.
Querer la dicha, los encuentros.
Quererte sin palabras, pero del todo.

Romper lo tópicos, ser reales.
Verte por las mañanas, despeinado o dormido.
Y quererte aún más.

Poco importa más que estar juntos,
y encender nuestra vela que dice:
" Esto es solo el principio"

Crecer y caminar, paralelos.
Vidas que un día se cruzaron,
y que hoy son compartidas.

Esperar impacientes,
sentir los nervios en el estómago,
tener incertidumbre.
Pero los miedos, las dudas, los temores,
se disipan al vernos, al besarnos, al encontrarnos.

Ojalá no deje de ENCONTRARME nunca contigo,
ojalá no deje de sorprenderme, de descubrirte.
Ojalá lleguemos a ser 1+1.

Dos que hacen más llevaderas las cargas y pesos diarios,
dos que son apoyo y seguridad.
Dos, que son un proyecto.




Elena

3 comentarios:

Daniel Pajuelo Vázquez dijo...

Cuando DOS SON UN SÓLO PROYECTO responden a una misma llamada, acaece el milagro y 1 + 1 = 1

Anónimo dijo...

Elena, eres la caricia que la Virgen nos regala todos los días por la mañana. Un beso. Sé muy feliz. Carmen

Anónimo dijo...

Elena, eres la caricia que la Virgen nos regala todos los días por la mañana. Un beso. Sé muy feliz