viernes, 28 de marzo de 2008

De vuellta

Las vacaciones dan para mucho, y como siempre, las he aprovechado al máximo.

Es la segunda vez que voy a Logroño,pero esta vez de monitora, a vivir la Semana Santa. Iba muy ilusionada, pensando en que todo lo que me aportó a mi en su día lo iban a vivir ahora los chavales, y que sería una experiencia que les calaría hondo. Vivir la Semana santa con gente de tu edad, viviendo a fondo la pasión, muerte y resurrección de Jesús es algo que marca. Y la verdad es que han sido unos días increíbles.
He visto a los chavales ilusionados, metiéndose a tope en todas las actividades, vibrando y sintiendo todo al 100%. Como siempre, último día, lloros ante las despedidas, un "ya nos veremos", miles de abrazos y besos...les entiendo tan bien! Yo estaba igual hace 3 años!
Personalmente estos días me han servido para salir un poco de mi misma, y estar con la gente, con los monitores, chavales. Aprovechar para reír, pasarlo bien, disfrutar de cada momento, y estar más tranquila, estando en lo que estaba sin la cabeza en Valencia. Me he vuelto a emocionar en las oraciones, adorando la cruz, cantando, sintiendo a Dios en medio de nosotros,escuchándole y descubriendo que está siempre a mi lado, que me quiere y que murió por nosotros para hacernos felices.






Pero como sé estas cosas no pueden quedar en unos días geniales..porque entonces perderían su sentido. Ahora es cuando desde nuestras ciudades, debemos seguir dando caña a los grupos de fe, que este chorro de agua fresca sea el impulso que necesitan nuestros chavales para seguir buscando y apostando por Dios, por Xaire.

Y fue llegar a Valencia, y a la mañana siguiente mochila al hombro de nuevo, al campamento "Semillas 2008", del resto de cursos de Xaire ( de primero de eso a segundo de bachiller menos primero que fue a logroño). Me apetecía mucho ir al campa, ver a los monis, y disfrutar del ambientillo. Eso sí, ir de cocina es muy cansado, y le he reconocer que no he parado de comer!jeje La comida..pues salío como salió, yo iba de pinche, pero bueno, ha sido una experiencia muy divertida.





Y ya en Valencia. El martes vuelta a clase, prácticas en el hospital por las mañanas y clases por las tardes, aprovechando los días!:)




Pero...


Me niego a que los recuerdos sean papeles guardados, fotos colgadas en la pared, frases bonitas.
No quiero olvidar ese abrazo que nunca termina, las miradas de complicidad, el hormigueo por todo el cuerpo al sentir un beso, sentirse en paz. No quiero olvidar las experiencias, lo que me hace sentirme viva, lo que me hace seguir soñando.
Que sea capaz de no olvidar, de crecer con lo vivido, de asimilar lo que ya pasó y hacerlo mío.
Quiero seguir caminando, quiero seguir siendo yo misma, pero sin olvidar qué es lo que me hace ser YO, sin olvidar seguir cuidando a las personas que quiero, sin dejar de pensar en ti como lo más bonito que me ha pasado en muchísimo tiempo, y de la manera que mejor pueda, seguir estando a tu lado, no solo como un recuerdo.




Elenita

4 comentarios:

Belén dijo...

Un abrazo enorme para mi superenfermera favorita!!

álex dijo...

Dejar que los posos vayan sedimentándose poquito a poco, suavemente, con ternura, confiando, mirando al horizonte del Mediterráneo...

...para que todo termine poniéndose, misteriosamente, en su lugar.

Un beso muy fuerte.

monty! : ] dijo...

intensas vacaciones

Anónimo dijo...

Pero...
qué sentimientos más bonitos expresados con palabras!!
Ojalá el recuerdo siempre nos recuerde aquello, aquellos y Aquel que nos hace sentirnos vivos y seguir soñanado y construyendo.
un bso fuerte hernanita ;-p

Teresa