miércoles, 5 de septiembre de 2007

Ser para alumbrar

¿Cómo resumir un intensivo de casi 10 días con unas palabras?
¿Cómo explicar lo que se vive 24 horas al día con treinta y tantas personas diferentes?
¿Cómo se cuenta todo lo que se ha aprendido?¿Y lo que se ha sentido?

Me siento súper afortunada de poder haber vivido esto.Hoy me cuesta poner palabras a Villalonga '07.Volví de Taizé el 22 de julio, y esa semana y pico hasta el cursillo estuve en Valencia, descansando, estando con la familia...la verdad que sí, me apetecía Villalonga pero no sabía muy bien cómo iba a ser todo aquello ni quiénes íbamos..

Y bueno,llegamos Tere, Manu,Ceci y yo.Y nos recibieron el primer día con merienda(jeje),y sin esperarlo, nos encontramos muchas caras conocidas, muchos amigos...¡estábamos en familia! Una acogida genial. Éramos algunos de valencia, Zaragoza, Vitoria y Cádiz.

Cierto,fue un intensivo, intensivo 100%. Por la mañana oración, desayuno, clases hasta la hora de comer;luego tiempo para la siesta(cuánto se agradecía!), clases, merienda, clases, cena, clases. Los módulos me gustaron mogollón, no se me hicieron pesados en general. Tuvimos mucha variedad de módulos, y de profes, lo que enriquece mogollón. Desde planificación con Nacho B, juegos nocturnos con Salva, primeros auxilios con Alba; hasta oración con Lander,voluntariado con Roser, o música con los Iranzo.

Al final lo que quedan son las personas. Y en el cursillo me di cuenta que los juegos y mil dinámicas seguramente se me acaben olvidando, que los recursos siempre están, que hay miles de libros para aprender todo esto.Que este cursillo han sido personas que con su estilo y con lo que llevan dentro, nos han transmitido su manera de hacer las cosas, sus dones. Y eso no se olvida nunca.

También me he dado cuenta de que no sé nada de nada, que soy muy poco humilde, y que a veces hasta que alguien no te lo dice o no vives algo que te hace darte cuenta de ello, no caes. Y es cierto..me queda mucho que aprender de los que tengo alrededor, de los monis que nos dieron las clases, de los ejemplos de humildad y de servicio que veo en mi familia, en mis amigos, en Xaire.



Esta foto es de mi grupo de por las noches, en el que compartíamos cómo había ido el día , cómo estaba yendo todo, cómo estábamos de verdad. Fue un gran acierto hacer esto, porque tuvimos la opoertunidad de profundizar un poco más en conocer a unos cuantos.

También fuimos niños, nos reímos de los mayores, dejamos volar nuestra imaginación...



Y he conocido gente nueva, he reforzado amistades...esto no ha sido sólo un cursillo.
Ha sido..

Alegría, personas, cariño, oración, risas,Dios, veladas, piscina, excursiones, besos, música, clases, ideas, sueños, ilusión, crecimiento, personas...




un abrazo enorme

Elenita

3 comentarios:

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Al verte disfrazada me he acordado de los dos meses que me pasé vestido de romano.

Qué tiempos aquéllos¡

Y es cierto, haces amistades muy intensas.

caballerotrueno dijo...

¡Magnífico compartir Elena! ¡Y esa foto con las coletas y los lazos rojos es para enmarcar! Me alegró un montón leerte...
¡¡Bicos!!

Anónimo dijo...

Good day!

This is my first post here.. Hello to everyone!

Byebye